Esta pandemia nos ha cambiado a todos. Ha cambiado nuestra forma de relacionarnos con las personas, la forma de mirar y también la forma de vestir. Y es que desde que comenzó la pandemia y estuvimos encerrados en casa varios meses, nos hemos acostumbrado a vestir ropa cómoda que no sea el pijama.

Antes, la mayoría de las mujeres vestíamos con jeans casi a diario. Ahora, preferimos unos pantalones de deporte cómodos, unos leggings o una sudadera, ante que un vestido espectacular para un sábado noche. Y es que como tenemos toque de queda y no podemos salir como antes, hemos adaptado progresivamente nuestra forma de vestir a nuestro actual estilo de vida.

Durante el confinamiento, una parte de la población optó por sacar al master chef que tenían dentro, y otros hemos optamos por hacer más deporte que nunca para evitar esos kilos innecesarios.

 

 

Antes de practicar cualquier actividad física, ya sea en casa, al aire libre o en el gimnasio es necesario que elijamos la ropa adecuada para hacer deporte ya que esto influye mucho en los resultados y en la sensación al movernos. No sé trata solo de elegir ropa ancha o entallada, debemos tener en cuenta desde los materiales de los que está hecho una prenda hasta la estación del año en la que estamos. Además cada deporte tiene un enfoque diferente y por ello se necesita de un tipo de prenda específica, pero más allá de estas premisas la ropa de deporte adecuada para hacer ejercicio se rige por los mismos principios : ropa cómoda ante todo.

Un look perfecto para estar en casa cómoda, tele trabajando y huyendo del pijama e incluso, usarlo como un look para salir a hacer deporte al aire libre aunque solo sea a andar con buena marcha sería unos joggers y una sudadera bonita. Sin duda es un look básico y sencillo, tanto que lo podríamos usar también como un outfit casual para el día a día.

Si nos queremos tomar enserio lo de hacer deporte, una de las claves para elegir la ropa adecuada es no usar prendas que sean 100% de algodón, pues si sudamos mucho este tejido absorbe el sudor y no transpira. Caso contrario ocurre con las prendas de poliéster y nailon, pues ésos tejidos no absorben el sudor, si no que lo expulsan.

Otra clave muy importante a tener en cuenta sobre todo en las estaciones de más frio como son el otoño y el invierno es usar la técnica de vestirse por capas. Por ejemplo si hacemos deporte por la mañana o la noche, como las temperaturas son más bajas de lo normal lo mejor es usar una chaqueta para poder quitárnosla luego y unos pantalones largos que luego se puedan convertir en shorts o llevar unos shorts debajo.

Y a ti ¿te ha cambiado el confinamiento la forma de vestir? ¿qué tipo e prendas sueles usar para practicar deporte?

 

 

Pin It on Pinterest