Ziggy Action

Marta y Beita Berenguer hermanas con una pasión en común: el Longboard. Nacieron en la capital de España, (Madrid), de donde son y residen sus padres, dos personas llenas de virtudes; cercanas, trabajadoras, luchadoras, amantes de los animales y un ejemplo a seguir para sus dos hijas.

Conocieron este bello deporte de pequeñitas, primero fue Marta, luego Beita y cuando tuvieron la oportunidad decidieron poner tierra de por medio e irse a Galicia, dando rienda suelta a su gran pasión, el “Longboardsurf”.

 

Cuando probé el longboard.. .. salí del agua como una niña pequeña con un juguete nuevo (BEA). .. me divertí como nunca. Al día siguiente ya estaba encargando mi primera tabla (MARTA).

 

Hola chicas, ¿Qué es lo que hace que dos madrileñas se vayan a vivir a Galicia?

Para cualquier amante del surf, Galicia es un paraíso. Sus numerosas e impresionantes playas son únicas, pese a que el agua esté tan fría, es un lujo surfear con semejantes paisajes al fondo. Además la gente es encantadora, su gastronomía inigualable y la calidad de vida aquí no tiene precio.

 

¿Seguís viviendo en la misma ciudad?

Hasta hace poco vivíamos las dos en La Coruña, pero Marta se fue a conquistar tierras Asturianas y se instaló en Gijón.

 

¿Tenéis más hermanos?

BEA. No, somos solamente las dos. Bastante tuvieron nuestros padres!
MARTA. Según mis padres, NO… Jajaja!

 

¿Cuál de las dos es la mayor?

BEA. Marta, 4 años y medio mayor que yo.
MARTA. Es Bea, estaba claro, no?

(lo que está claro es que os lleváis genial ;D)

Marta-Berenguer-lolasurfers

Marta Berenguer

 

¿Cómo empezasteis a surfear?

BEA. Yo lo probé por primera vez hace 9 años, en la playa de Oyambre, Cantabria, arrastrada por mi hermana a quien siempre he admirado y en cierto modo he querido seguir sus pasos. Me encantó la sensación, salí del agua como una niña pequeña con un juguete nuevo, así que ya estaba deseando poder volver a surfear.
Por motivos de distancia y trabajo tuve que dejarlo durante varios años hasta que lo retomé hace 2 y lo cogí con muchas ganas. Tantas son las ganas que trato de surfear cada día sean cuales sean las condiciones. Tengo que aprovechar por todos los años que tuve de secano!

MARTA. Pues yo empecé hace la friolera de 12 años en Somo, un Domingo de Semana Santa con un sol espléndido. Sin gustarme la playa y tener respeto un poco excesivo al mar.
Me dejaron un longboard de 9 pies para la ocasión y la verdad es que me divertí como nunca. Al día siguiente ya estaba encargando mi primera tabla. Tuve un parón de dos años y pico por temas familiares, pero una vez probé y tuve la sensación de que una espuma me arrastrara hasta la orilla decidí no dejar de ir a la playa ni un sólo fin de semana y así fue. Hasta hace dos años que conseguí fijar mi residencia en La Coruña para poder surfear casi a diario. Ahora vivo a 200 mts de la playa de San Lorenzo en Gijón y colaboro con la escuela de surf Las Dunas en Salinas. Con esto quiero decir, que el surf cambió mi vida y de qué manera!

 

¿Por qué os decantáis por el Longboard?

BEA. Empecé con una minimalibú, después quise probar con una corta y me hice una 6’7 allá por el año 2007, pero prácticamente ni la usé. Cuando retomé el surf, Marta ya era una experta en Longboard y entre su influencia y que me parecía visualmente más elegante, no dudé en encargar un Zips 9’1 al gran Edu Echeverría. Ahora no entra en mi trastero nada inferior a 9 pies!

MARTA. Pues mira,  me decanté por el long cuando poca gente lo practicaba; simplemente me parecía más agradecido, estético y aunque, mi carácter no es precisamente delicado y tranquilo, me gusta mucho la fluidez y serenidad que transmite el deslizarse por las olas con un buen long clásico de más de 9 pies y de 12 kgs de peso. Por cierto!! yo empecé con “ese” Mini Malibú que menciona Bea (luego ella lo partió) y en seguida me pasé a más de 9 pies!.

 

¿Qué os hace sentir?

BEA. Libertad, plenitud, diversión, alegría, emoción, satisfacción, pasión. Es como una dosis de vitalidad, resumiendo, el surf me hace FELIZ.

MARTA. Desconexión física y mental de todo lo que nos pueda desnaturalizar. Además de la actividad física, hay un componente muy importante que es que al estar “sola y sumida en mis pensamientos” comienzas a saborear intensamente aspectos en los que no reparas habitualmente como si pasa una nube, un ave acuática, si el viento varía, si sale el sol, si hace frío… Y por otro lado, tiene un componente social muy divertido, ya que es habitual estar rodeado de amig@s y buen ambiente.

 

Beita-Berenguer-lolabacara

Beita Berenguer

 

¿Sois regular o goofy?

Las dos somos goofy. Hasta en eso coincidimos!

 

¿Estáis en competición?

BEA. Yo he competido muy pocas veces. Las mejores son las que organizan en algún festival, como el de Malpica. Siempre entre amigos, así que a eso no lo llamo competir, sino más bien diría que son baños de 15 minutos con solo 3 personas más en el pico y animándonos las unas a las otras.
El último campeonato en el que participé fue en Pantín el pasado mes de septiembre donde me dieron el título de subcampeona de Galicia 2015 en la modalidad de Longboard. Pienso que no me lo merecía! Ya que en Galicia hay muchas chicas que hacen long desde hace años y tienen mucho más nivel que yo. En el campeonato nos inscribimos pocas chicas. Entre eso y las duras condiciones del mar, creo que fue cuestión de suerte.

MARTA. Yo suelo “competir” pero cada vez menos. Lo he hecho siempre por agradecer a las federaciones y organizadores de campeonatos que incluyan nuestra modalidad, que es bastante minoritaria (Longboard). Por otro lado, lo hago como reconocimiento a las marcas que siempre me han apoyado y que son de muy buenos amigos míos. Mi espíritu no es competitivo!

 

¿Hay rivalidad entre vosotras?

BEA. Todo lo contrario. Por mi parte hay admiración y orgullo.

MARTA. Por supuesto que no! En el agua no hay rivales!

 

¿Habéis encontrado algún colaborador o patrocinador que os vaya echando una mano?

BEA. Estoy muy contenta por estar en el equipo Prado Surf Escola. Desde aquí mando un abrazo a Derick y a todo el equipo!

MARTA. Tengo la suerte de contar con grandes amigos (en primera instancia) que a su vez son artesanos y trabajan con dedicación y esmero el material con el que me apoyan. Zips, Eduardo Echeverría hace que disfrute de las olas sobre sus tablas hechas 100% a mano en el País Vasco; Costa Surf wear fue mi primer sponsor, mis amigos Telvi y Fine fueron los primeros en confiar en mí como embajadora de su línea de ropa; Secretos Beach que manufacturan con gusto exquisito y materiales de primera las fundas para mis tablas y quillas, cambiadores, ponchos y ropa. Para surf en seco, cuento con el lujazo de mi Long Rodríguez, una maravilla que me permite quitar el “mono” sobre asfalto cuando el parte no acompaña. Neyra Fins me ofrece sus quillas hechas 100% a mano en España. También quiero agradecer a Prado Surf su apoyo durante mi estancia en Galicia, ya que tuve el honor de competir como miembro de su equipo capitaneado por el gran Derick Rey!

 

¿Soléis surfear juntas?

BEA. Siempre que podemos sí. Los baños con Marta son como clases prácticas. Me enseña, me aconseja, me anima, me regaña, me aplaude y acabo aprendiendo siempre algo más.

MARTA. Mientras hemos vivido las dos en La Coruña, coincidíamos de viernes a domingo, ahora con mi traslado a Gijón, la cosa cambia, la verdad es que echo de menos estar pendiente de Bea, nuestra complicidad, mi afán por enseñarle y verle disfrutar de sus olas con mucha valentía. Desde que empezó me ha sorprendido sus arrestos para surfear en momentos verdaderamente complicados tanto a nivel de olas (por tamaño y dificultad) como por cantidad de gente en el agua; siempre ha sabido desenvolverse con soltura… Ver eso en mi hermana pues quieras o no, “mola”.

 

Marta-y-Beita Berenguer-lolabacara

 

¿Cuál es vuestra playa favorita?

BEA. Pregunta difícil… Muchas. Una para cada momento. Bastiagueiro, mi playa, por cercanía y porque siempre hay algún amigo en el pico.
Doniños, por la ola perfecta y el paisaje.
Malpica, por el buen ambiente.
Nemiña, su ola y su entorno salvaje.
A Ladeira, Furnas, Pantín…
Salinas, San Vicente de la Barquera, Los Locos, Zarautz, Biarritz…
Es imposible que pueda tener una favorita!

MARTA. Todas! Pero si me toca la lotería me retiro en Biarritz. Mis playas preferidas son en las que tengo buenos amigos, además de entorno y olas.

 

¿Cómo veis el surf femenino?

BEA. Creciendo cada vez más. Da gusto entrar al agua y compartir el pico con más chicas. Además, el estilo de una mujer surfeando, sin menospreciar ni mucho menos al de cualquier hombre, es digno de admirar. Llegará el día en que igualemos en número a los chicos!
MARTA. El surf femenino lo veo en auge, muy bien por un lado porque eso significa que compartiremos sesiones con más chicas y que supongo que a nivel de competición y sponsors se puede empezar a participar por el mismo nivel de premios y beneficios que el masculino, aunque lejos, por algo se empieza.

 

¿Algún sueño?

BEA. Muchos! Y si tengo que elegir uno, sería viajar a California, alquilar una furgo y surfear todas sus playas. ¿Alguien se apunta?
MARTA. Mi sueño se está haciendo realidad; poder tener tiempo para hacer surf a diario. Ése era mi sueño cuando estaba viviendo en Madrid y ahora puedo decir que lo estoy saboreando. No necesito más!

 

Marta-y-Beita Berenguer

 

Pin It on Pinterest