Pilar Morales, ya desde niña se sintió atraída por la magia de la fotografía; la capacidad de transmitir sensaciones y contar lo que pasaba a su alrededor le fascinaban.

Iba con su cámara a todas partes. Fotografiaba cuanto le rodeaba y los lugares que visitaban.

Con el tiempo, todas aquellas fotografías, todos aquellos álbumes, le hicieron tomar conciencia: había documentado su vida, la de su familia y de todo cuanto le importaba. Comprendió su importancia y decidió que quería dedicarse profesionalmente a documentar también otras personas, otras familias, otras vidas.

Aunque en un principio, compaginó la carrera de Filología Inglesa con la fotografía, terminó por dedicarse por completo a la fotografía.

 

el mar es un mundo que me fascina y en el que juego con luces, formas, sensaciones y colores, divirtiéndome y dejándome llevar, sintiéndome libre y en contacto con la naturaleza

 

Sus conocimientos autodidactas -consejos paternos y ensayo/error- dieron un salto cualitativo, hace diecisiete años, al realizar un curso de fotografía. Desde entonces se dedica profesionalmente a la fotografía.

Ha hecho de todo: publicidad, social, prensa, docencia, fotoperiodismo.. Ha publicado en El Mundo, El País, Yo Dona.. Y entre publicación y publicación, se reencuentra con su otra gran pasión: el mar, su “sitio de recreo”.

El mar, un mundo que le fascina, en el que puede jugar con luces, formas, colores y obtener o generar sensaciones. Diversión y libertad son más que dos palabras asociadas a ese contacto con la naturaleza. El mar siempre formó parte de su vida.

Hace siete u ocho años, descubrió el surf, en Sopelana (Vizcaya) y desde entonces año tras año, intenta regresar para documentar un día en Playa Barinatxe y en La Salbaje Surf Eskola.

Sus dos pasiones, la fotografía y el mar, le acompañan siempre en sus proyectos y sueños.

 

 

Lola surfers 3

Lola surfers 1

Lola surfers

IMG_0686

Lola surfers 2

unnamed

 

Pin It on Pinterest